Atención individualizada a familias

El objetivo de este servicio es facilitar a las familias que sufren la pérdida de un hijo esperado o nacido un espacio humano de contención, apoyo, información y acompañamiento adaptado a sus necesidades. Es un servicio gratuito

Con esta iniciativa queremos apoyar a las familias en el proceso de reconocer, dar valor e integrar en su propia experiencia de vida la vivencia de la pérdida.

Para ello acompañamos el duelo desde la escucha de lo que cada familia va sintiendo pues la tristeza, la nostalgia, la rabia, la angustia, la incertidumbre, la apatía, la hiperactividad o cualquier otra emoción son experiencias normales con las que cada uno se enfrenta ante la difícil situación de pérdida de un hijo esperado o nacido.

Este servicio se plantea como un espacio humano de cuidado personal y familiar saludable, solidario, empático y respetuoso. Se trata de un programa gestionado por personas que han vivido anteriormente la pérdida de un embarazo o hijo y que ponen voluntariamente su experiencia y su formación al servicio de otras familias que están viviendo esa situación.

¿A quién se dirige?

A familias, en particular de la provincia de Alicante, que experimentan una pérdida gestacional o neonatal con independencia de las causas que hayan generado esa situación. El servicio se plantea desde el espacio humano común de la empatía con absoluto respeto a cualquier tipo de ideas religiosas o filosóficas que cada familia tenga sobre la vida y la muerte y sus opciones al respecto.

¿Qué ofrece?

  • El calor humano de personas capaces de dar valor al proceso de duelo, desde el respeto a la forma en que cada pareja y cada persona lo experimenta y el acompañamiento personalizado.
  • Información concreta sobre aspectos prácticos con relación al propio cuidado, la relación de pareja, la manera de compartir la experiencia con otros hijos, los trámites, los recursos sociosanitarios…
  • El apoyo a las familias que así lo deseen en la creación de símbolos, recuerdos, actos conmemorativos, gestos compartidos o cualquier forma que permita expresar la experiencia y conservar un recuerdo digno del bebé perdido.
  • La posibilidad de compartir y contrastar las propias vivencias con otras familias que han pasado situaciones similares.

¿En qué acciones se concreta?

El servicio de apoyo a familias de Alé de vida plantea, con flexibilidad, el siguiente itinerario de atención:

  1. Primer contacto y acogida telefónica de la solicitud de la familia que está viviendo o ha vivido un proceso de pérdida perinatal  (con independencia del tiempo que haya pasado desde la misma)
  2. Primera reunión con los responsables del programa en la sede de Educer para conocerse personalmente y poder hablar de la experiencia vivida. En esta reunión es importante que participen los dos miembros de la pareja; no obstante, cuando esto no es posible, también se podrá realizar una atención individual. Para la reunión se buscará un día y hora que pueda venir bien a todos, preferiblemente dentro del plazo de una semana desde la primera llamada
  3. Segunda reunión  en un plazo aproximado de un mes donde compartir el camino recorrido y facilitar el apoyo necesario para poder ir orientando el proceso de duelo.

En función de la situación particular podrán pactarse otras opciones o propuestas de acompañamiento adaptadas.

¿Se trata de un servicio de atención ante trastornos psicológicos?

El proceso del duelo no es, en la mayoría de los casos, un proceso patológico. Por eso es importante que cada uno pueda vivir a su modo la experiencia del duelo sin que sienta que es por ello una persona enferma o sea cuestionada por un entorno social que, con demasiada frecuencia, tiende a minimizar el impacto de la pérdida, en particular de las pérdidas gestacionales, negando el dolor que generan.

Este servicio de atención no se plantea como un servicio de terapia personal o grupal sino como un espacio humano saludable de acogida; un lugar donde poder expresar con libertad  la propia experiencia, manifestar las inquietudes, resolver las dudas y elaborar el propio proceso.

En aquellos casos puntuales de duelos complicados o patológicos donde se requiera de una atención terapéutica se orientará a las personas a aquellos servicios especializados donde puedan ser atendidos conforme a su situación particular.

Atención al duelo gestacional y neonatal. Alicante